25.4.07

Ya podemos irnos a Tierra 2

O a la super-tierra, como comentaban en un noticiario de una cadena estatal. Efectivamente, ya tenemos un nuevo -posible- hogar allende los espacios, más allá de nuestro sistema solar, pero relativamente cerca para cuando inventen de una vez el motor de curvatura, apenas 20.5 años luz de distancia de la Tierra. Concretamente alrededor de una de las cien estrellas más cercanas a nosotros, la GL581 (¿Para que ponerla un nombre fácil de recordar, verdad?). Este nuevo planeta hallado con el telescopio La Silla, con el más avanzado espectrógrafo construido por el hombre, el HARPS, situado en Chile, parece ser 1.5 veces más grande que el nuestro y una gravedad 2.2 veces superior (lo que nos pondría, de vivir allí algún tiempo, retacos y fortachones cuadrados). Por su masa, podría ser de formación básicamente rocosa, con una temperatura general entre los 0º y los 40º grados, y lo que es más importante, probablemente parcialmente cubierto de agua. Lógicamente, la existencia de agua y este rango de temperatura hacen de este planeta la opción viable más cercana para el desarrollo de vida, ya sea propia o ajena. Y es que las implicaciones de este descubrimiento son varias, todas de ellas fascinantes y sin embargo inquietantes. Por un lado, la existencia de una vida alienigena allí desarrollada, con todo lo que ello conlleva, aunque bien es cierto que no hay pruebas de tal por el momento (no se debían ver luces de neón con el telescopio, lo que es una buena señal...), con el paso de los días igual se descubre algo más, alguna señal (si que es no la han visto ya y nos la ocultan deliberadamente... como parte de la Conspiración). Pero en lo que más se ha hecho incapie es en el hecho de la habitabilidad humana en dicho planeta, como segunda opción después de liarla en este. Con todo el tema del cambio climático, el efecto invernadero, el agujero de ozono, etc, nos está entrando el canguelo y ganas de irnos de aquí ya mismo, y que mejor que irnos a otro, con ese rango de temperaturas tan majo y con espacio para parcelas para todo el mundo. Ya hemos dejado para el arrastre un planeta, y vamos a por otro. Sin contar que, como ha bajado la cotización del ladrillo, las nuevas posibilidades urbanizadoras que se presentan son inmejorables... Es una noticia de estas que cambian el curso de la historia humana (o debería, la menos), aunque mucho me temo que caerá en el olvido frente a la nueva rascada de cabeza de Beckham. Y mientras, unos pocos prepararan su chalet de verano más allá de las estrellas. Y con que vistas.

1 comentario:

Karmotroncho dijo...

Creo que nuestro guía en este blog, Cyberno, tiene toda la razón. Yo, que estoy mirando cosillas para vivir con mi novia, empiezo a plantearme seriamente mover mi culo y el de mi chica a MegaTierra. En cuanto a lo de cepillarnos un nuevo planeta, pues si, nos lo cepillaremos sin duda y , si es necesario, antes exterminaremos cualquier tipo de vida que allí exista, esclavizándola antes por supuesto, hasta que nuestras conciencias no nos dejen dormir ni dos horas. Por lo tanto quiero hacer desde aquí un llamamiento a George Bush para que olvide sus juegos de niños en Oriente Medio y se prepare para una guerra interplanetaria como Dios manda (Star Wars para los entendidos de este foro). Ve preparando las naves Jorge, que toca que toca aplastar la amenaza terrorista-alienígena.