23.4.07

Una guerra civil entre super-tipos

Cada cierto tiempo, un evento sacude todo el universo de los comics en cada una de sus vertientes editoriales. Es una aventura macro-ambiciosa donde todos los personajes de la editorial en cuestión se ven implicados, en mayor o menor manera, y donde la cual suceden cosas que redefinen la situación de los personajes afectados. Muertes, cambios de status, perdidas en el espacio, etc, que la mayoría de las veces revierten gracias a la intervención de un todo poderoso monaguillo, o que en realidad todo fue un mal sueño de Mister MalaDigestión. Pero con todo, resulta entretenido.

Ahora llega al imperio, en cómodas raciones mensuales, el evento de la Marvel más importante de los últimos años, y no solo por las raciones de mamporros, sino por sus (supuestamente) definitivas consecuencias y el porque de su ocurrencia con sus connotaciones.
La trama es la siguiente: a raíz de los último incidentes entre superheroes y supervillanos, con lo que eso afecta a los ciudadanos civiles, y la creciente paranoia al miedo terrorista en Estados Unidos, el gobierno decide poner en marcha una ley de control de metahumanos (superheroes dicho más chulo), para registrarlos y los validados ponerlos a trabajar en cargos de seguridad del estado, teniendo para ello que exponer su identidad secreta y pasar por el aro del sistema. Si no es así, serán considerados criminales y serán perseguidos por ello.
Para muchos de ellos esto supone un verdadero problema, ya que no están dispuestos a hacer pública su identidad y poner en peligro a sus seres queridos, o simplemente no simpatizan con el gobierno establecido. Por ello, se forman dos bandos, los que están a favor de dicha ley, y los que no.
Te suena ¿verdad? Las connotaciones con la realidad estadounidense son amplias, y eso unido al tono serio de estos comics, hacen de este evento uno de los más esperados e interesantes del mundillo superheroico. Por un lado, IronMan defiende el registro y promete hacer cumplir esta ley al resto de superheroes; por otro, el Capitán América defiende la libertad del individuo y no control por parte del estado. El resto se irán posicionando, con las consecuencias pertinentes para cada uno de ellos.
Ahora esta saga empieza aquí, tras su paso por Estados Unidos y ser todo un fenómeno mediático, saltando incluso del guetto comiquero (con banner en webs y blogs apoyando a un bando u otro, siempre con buen rollo, of course) e invadiendo el mundo real, donde incluso los medios como los periódicos o la televisión se han hecho eco de su aparición. Algunas consecuencias han sido incluso anunciadas como si fueran noticias reales (y aún a riesgo de spoilear, dando al traste con la sorpresa al lector, http://www.elpais.com/articulo/gente/Capitan/America/muere/asesinado/rechazar/ley/antiterrorista/Estados/Unidos/elpepugen/20070308elpepuage_4/Tes), lo que la hace aún más golosa y accesible a lectores no habituales del mundo comiquero.
En el siguiente enlace, http://www.universomarvel.com/index.php?option=com_content&task=view&id=1665&Itemid=103, podéis ver el orden de publicación de dicha saga, ya que implica varias colecciones de comics de la editorial Marvel, y disfrutar de ella en un buen rato de lectura.
En el día del libro, desde aquí recordamos que también existen los comics, y que también son lectura. Y de la buena.

1 comentario:

Karmotroncho dijo...

Tengo que comprarlo.